Marcela 25

Marcela 25

Dejé de relacionarme con la esposa de mi amigo -Marcela 25- cuando mi amigo trató infructuosamente de enseñarme, la forma de cómo matar a un tipo de un solo golpe. Ahorras mucha energía me dijo. Le pregunté qué haría él si descubriera a Marcela 25 con otro. Si me llego a enterar que Marcela 25 tiene algo que ver con otro tipo, voy a la casa del tipo, pongo mi pistola sobre la mesa y le digo: "Me enteré que mi mujer tiene una historia con otro tipo ¿tú sabes algo de esto?”. Ahí fue que dejé de relacionarme con la esposa de mi amigo, Marcela 25.

3 comentarios:

La prudencia se agradece, si de la templanza es consejera, pero la lujuria es pasajera de una urgencia que se crece a cualquier otra miseria.

El marido de "Marcela" dijo...
20:51
 

¡Entonces eras tú, chingao! ¿A quién le vienes a contar que mi esposa se llama Marcela? Vamos...
¿¡25!?
¿Qué has hecho con el culo de mi señora? ¡Desgraciao!
Deja nomás que te pesque.

Magnum 45 dijo...
07:21
 

Soy un tanto más maduro y por lo tanto más macizo y atravieso paredes como si fueran de manteca.