“Inmaculada decepción” … (Apología apócrifa sobre HV)


Relatos de Hugo Vera Miranda.
Fundación editorial El perro y la rana.
144 páginas. 2016. Venezuela.

Probablemente Hugo Vera sea un inadaptado social...
"Inmaculada decepción"



Probablemente Hugo Vera sea un inadaptado social, un tránsfuga, una suerte de carrilero suplente en un partido de fútbol navideño. Probablemente Hugo Vera sea un estafeta o chófer de unas pompas fúnebres que por las tardes de bruma huye de las oficinas y de los ataúdes y camina libremente a orillas de la costanera de Puerto Natales. Es probable. No lo podría asegurar. Pero ese tipo al que se cataloga de poeta o de prosista muerto de hambre y que suponemos no sabe cómo capear el temporal de los tiempos modernos, me parece uno de los escritores más lúcidos de las últimas décadas. Eso es también probable. Con seguridad se me vendrán encima los intelectuales que llenan los muros virtuales con sus mutuos artículos de ficción. Me incluyo entre ellos. Porque con visos de certeza escritores como Hugo Vera no se dan día a día. Ni en varios años. Ni en un lustro o una década. Ni son sacados de la chistera de un prestidigitador para ensuciarnos de golpe la alfombra mullida de nuestras casas. Es probable que a Hugo Vera le interese un comino si lo leemos o no. Quizás se haya inventado a sí mismo y deletrea sus espacios más íntimos disfrazado de fracaso, de vendedor ambulante o se crea dueño de un almacén de menestras que no le pertenece. Allí, es probable, que se cobije de los avatares de la sociedad pacata en que le ha tocado por desgracia mimetizarse. Él lo sabe. O es de presumir que lo intuye. Por eso ha inventado un blog donde se lee y se descubre haciéndonos creer que cuenta las historias de un hijo de vecino. “Es un crápula, un bebedor de fantasmas, un zángano de tomo y lomo”. Han de ser los comentarios en sordina de quienes lo ven pasar picota al hombro en la tarde crepuscular. Es que Hugo Vera se recubre de obrero real para no morirse de hambre, porque si de él dependiera se habría hecho monje y habría conocido a Gandhi o al Loco Pepe, sin establecer entre ellos ninguna diferencia. Les habría invitado un vaso de vino y basta. Un abrazo fraterno, y basta. Y es probable que si alguien le hiciera un comentario de mal gusto escupiera entre dientes alguna hebra de pasto y lo miraría con sorna o con burla o con una sonrisa carcomida por el viento de la Patagonia. Es que Hugo Vera nació para la soledad y en la soledad se mueve como pez en el agua. Ni siquiera eso: sino como pez dentro de un acuario, un acuario que se desplaza en invisible silencio por el espacio y desde donde sus ojos de axolotl divisan el mundo que se despedaza allá abajo. Y es que Hugo Vera ha aprendido a sobrevivir con su mochila a cuestas y su descrédito por la vida ajena no es un desprecio de utilería. Y es probable que ni siquiera sea desprecio ni resentimiento, como quieren etiquetarlo las comadronas de un centro de madres o del Club de Pesca y Caza de su ciudad natal. Nada de eso. La agonía de Hugo Vera es una clara y serena decepción por el inmaculado pecado agusanado del mundo liberal. ¡Qué va! Tampoco es eso. No se parece a nadie en particular y es una muestra rotunda de nuestra decadencia occidental. Y, es probable, que nos haga creer también que esa decadencia le pertenece. Es que Hugo Vera, en su destierro voluntario, se ha hecho de enemigos que apenas resisten el apelativo de esclavos, pero sus amigos escasos lo veneran, lo respetan y leen sus frases sintiendo que golpea casi siempre bajo el cinturón. Y aunque es odioso de los iconos y de las estatuillas se ha ganado un lugar “inmaculado” en las letras de este país. Aunque, obviamente, nadie lo sabe, salvo dos o tres de sus lectores más insobornables. Y eso es relativamente claro, como visión de un triste clarividente que anuncia el ocaso y la aparición de un sol muerto entre las estrellas. Su sitio no puede ser ocupado por nadie más que por el mismo. Nació para escribir y para escribir ha nacido, frase ramplona que repudiará al instante. Pero es que no se me ocurre demasiado luego de leer su “inmaculada decepción,” esa prolongación en clave de sus poemas y relatos en prosa que periódicamente recrea en su blog del mismo nombre. ¡Un escritor, señoras y señores! ¡Un escritor de verdad! Una especie en extinción que levanta su tienda de campaña en la cabeza de los escépticos y de los mentirosos, que se acuesta con reinas y con prostitutas, que no venera al dios de San Sebastián ni al de las montañas del Tíbet y que, como dice un amigo, si por esos avatares del destino fuera ungido Papa, tampoco creería en Dios. Un escritor que sucumbe cada mañana y que resucita con la noche, al amparo de un vaso de vino, un cigarrillo, y un espejo deforme donde ve a su través el destino humano.

Bienvenido entonces, escritor de los milagros cotidianos y guerrero de la hipotermia cerebral. Nada hay de pecaminoso en tus escritos hechos con sudor y sangre, algo de bilis y bastante desfachatez sobre el rimbombante caminar de nuestros universos simiescos revestidos de frac y de humitas post modernas. Que sigan tus palabras sacudiéndonos las entrañas y haciéndonos sentir que nadie vislumbra mejor que tú la agonía del mundo. De nuestro mundo...

Juan Mihovilovich

[+/-] Read More...

Las barcas se mecen en la bahía

Las barcas se mecen en la bahía,
en los muelles de Puerto Natales
en donde los pescadores esperan partir.
Casi todos regresaran, casi todos.
La vida es dura fuera de los escritorios
y los ministerios.
Los pescadores lo saben,
ellos lo saben.

En Japón el erizo se cotiza bien. 

[+/-] Read More...

Estoy tomando whisky

Pienso en Artaud y su periodo mexicano.
"inmaculada decepción"



Estoy tomando whisky mientras en la cocina mi hijo, habla con Pac. Pienso en Artaud y su periodo mexicano. Y no encuentro la conexión. No la encuentro. Escucho a Nirvana y abro como en la Biblia, una página cualquiera, en este caso, Antología de Spoon River de Edgar Lee Master. Y no encuentro la conexión. No la encuentro. Me llama un viejo amor -todos los amores son viejos- me habla que a su padre lo operaron de algo. Que tiene dificultades económicas y que su sobrina está embarazada. Y no encuentro la conexión. No la encuentro. Me sirvo otro vaso y luego otro y luego otro. Me fumo un porro. Me masturbo. Luego voy al baño y cago. La mierda corre que es una delicia. El placer más grande del mundo. Todo tiene sentido. Encuentro la conexión. Esta es mi vida. Tengo otras.

[+/-] Read More...

Elecciones en Puerto Natales

Te dejo en tus manos el destino de Puerto Natales.
"inmaculada decepción"



Estoy preparado. Siempre lo estuve. Se acercan las elecciones y este será mi último discurso. Si votas por mí estarás votando por ti. Por una vida nueva. Estaré al servicio de la comunidad. Por un Puerto Natales más inclusivo, tolerante y participativo. Donde ellas y ellos serán los principales artífices del cambio. Pondremos a Puerto Natales en la órbita de las principales capitales del mundo mundial. Construiremos carreteras. Teatros. Pirámides y centrales nucleares. Pondremos semáforos en cada esquina. Puerto Natales necesita un estadio de envergadura. Queremos disputar la Copa Libertadores. Luego la Intercontinental. Pediremos a las Fifa participar en la Champions. Jugar contra el Real Madrid, el Manchester City y el Barcelona. Un estadio climatizado para 60.000 personas. Construiremos puentes, aeropuertos y hamburgueserías. Mi sueño es tu sueño. ¿ Por qué no; los Rolling Stones, Bob Dylan y Devin Townsend en Puerto Natales? Mi sueño es tu sueño. Sólo te pido tu voto. Tu voto que cambiará tu vida. Y la vida de tus hijos. Tus nietos y tus bisnietos. Estoy para servirte a ti y a todas las nuevas generaciones. No me apetece la gloria ni el dinero. Amo a mi pueblo. Sé que podemos lograrlo. Cuenta conmigo. Yo sé que cuento contigo. Me conoces. Conoces mi probidad. Mi honestidad, mi esfuerzo, mi trabajo. Votando por mí, votarás por ti. Tú decides. Te dejo en tus manos el destino de Puerto Natales. Si no cumplo mis promesas, que Dios y la Patria me lo demanden. El futuro es nuestro pasaporte a la dicha. No te defraudaré. ¡Vota por mí!

[+/-] Read More...

Mi abuela


El Titanic es lanzado al agua...
"inmaculada decepción"



En 1911 se celebra por primera vez el día mundial de la mujer trabajadora. Quince años después nacía Alfredo Di Stéfano. En la Abadía de Westminster, fue coronado Jorge V. Setenta y cinco años después, Maradona convertía el gol a los ingleses. Se funda Nueva Delhi. Diecinueve años después Albert Camus era portero de un equipo en Argel. Amundsen llega al Polo Sur. Se congelan las cataratas del Niágara. En Hollywood se funda el primer estudio cinematográfico. Nacen Josef Mengele, Ernesto Sábato y Ginger Rogers. Fallece Emilio Salgari. Hiram Bingham descubre Machu Picchu. El Titanic es lanzado al agua y mi abuela acaba de nacer. Hoy tiene 105 años. Hoy 18 de octubre del 2016. Hoy tiene 105 años. La abrazaré y la besaré. Ella de seguro me dirá: cuídate mucho hijo, anda mucha gente mala en las calles.

[+/-] Read More...

No tenemos talento

Concierto de Vanal en Punta Arenas.

París y el Kiosco Roca

"inmaculada decepción"



No tenemos talento. No somos poetas malditos. Nunca leímos a Heidegger. No somos amigos del alcalde. Fassbinder y Manos Limpias. García Márquez y Salvador Miranda. París y el kiosko Roca. La calle Bories y la Quinta Avenida. Zona Franca y la puta ,madre. La melancolía en nuestros bares. Las mujeres ni puto caso. Insomne.sobre la escarcha. En un invierno en Saturno. Si besas la pata del indio te dará alzhéimer. No eres un buen chico. Mi madre me dijo que no me junte contigo. Dicen que murió Juan Gabriel. Mañana te amaré. Mañana te odiaré. El Milodón no ha muerto. Quiero otra cerveza. No soy blanco, negro ni musulmán. ¿Te gusta Sampaoli? Mañana seguro que gana el Liverpool. Hay que leer a Artaud. ¿Viste la última de Tarantino? Por la razón o le fuerza. ¡Vaya mierda!

[+/-] Read More...

Crees conocerme

Crees conocerme y no me conoces de nada.
No me conoces de nada.  
Fui un figurante que pasó por tu vida
dejando una estela de malos presagios.

¡Antiguos violines destemplados!

Fui para ti un atisbo del infierno,
un acantilado digno del suicida,
el desperdicio de la humanidad.
Pero no somos tan distintos,
estamos hechos de la misma materia.

Somos hijos de vecinos
de un planeta que gira vertiginoso.
No somos tan distintos de la comadreja,
de un árbol derribado en Amazonas
o de una mosca que acabamos de aplastar.

No creo en tu inocencia ni en la mía,
no me achaques las diez plagas de Egipto.
Somos lo que somos, pasajeros de tercera clase
de una barca que marcha a la deriva.

[+/-] Read More...

¡Soy feliz!

Que me perdonen los chicos del barrio.

"inmaculada decepción"


Al poeta Niki Kuscevic.
No sé por qué mierda soy feliz. No tengo dinero. Amor. Perro. Sin embargo soy feliz. Algo está fallando. Debo estar mal. Debería estar mal y soy feliz. ¿Estaré loco o algo así? No tengo idea. Me siento bien. Camino ligero. Subo montañas. Follo día por medio. Voy de juerga con amigos. Puedo tomar un par de botellas de vodka sin remilgos. Leer un libro en cinco minutos. Hacer un poema en tres. Jugar al fútbol con los amigos de mi hijo. Interesarme por las matemáticas. Ayer sin más, le gané a Usain Bolt los cien metros en mi computadora. No sé qué me está pasando. En resumidas cuentas, soy feliz. Incluso viviendo en mi país, soy feliz. Que me perdonen los chicos del barrio. Los poetas de mi generación. Soy feliz. No sé cuánto durará. No importa. Soy feliz. Ahora y en esta hora. Mañana haré piruetas sobre una baldosa. Te obsequiaré un ramo de rosas. Mañana. Pero ahora déjame ser feliz. Lo soy. Ahora y en esta hora. ¡Feliz!

[+/-] Read More...