¡Manda Cojones!

¡Manda Cojones!

Estamos tranquilamente instalados en cama mi hijo y yo. Se había cortado la luz. Estábamos a oscuras. No nos habíamos acostados. Conversábamos. Mi brazo izquierdo sobre el hombro de mi hijo. Conversábamos de esto y lo otro. De todo lo que un padre puede conversar con su hijo pequeño. De fútbol, mujeres y de las tareas que llevaría al colegio al otro día. De pronto el terremoto. El terremoto con epicentro en Libertad 200. Mi casa. Grado altísimo en la escala de Richter. Mi primer impulso fue ir en ayuda de mi abuela. Ella se encontraba en la cocina. Un amasijo de maderas me obstruyó el paso. De improviso me vi lanzado fuera de la casa y aterricé en el patio. Vi a mi hijo cerca de mí y lo vi bien. Vi sus ojos de terror pero estaba bien. Entro a lo que fue mi casa en busca de mi abuela. Mi querida, maravillosa, amada, dulce, extraordinaria abuela. Aquella que tanto me quiere. Remuevo los escombros. La veo herida pero viva. Le digo que se apoye en mí. Que tiene que salir de allí. Me dice: ¡Manda Cojones!

9 comentarios:

vos sos Hugo?
encuentro un comentario en mi blog y cuando pico en tu nombre para la contestación me dice que el acceso está restringido...
No recuerdo qué te había escrito antes...

Me desperté con la boca seca e hice mis consideraciones sobre los terrores nocturnos, escribí el post "Midnigth cowboy of London".
Supongamos que soñamos la pesadilla más fuerte de nuestras vidas justo en el epicentro de un terremoto desvastador...
Supongo un fogonazo en el que perdemos todos los miedos y nos zambullimos en la pesadilla a pleno.

Pat_agónica dijo...
12:24
 

Desde el pasado terremoto me encuentro aterrada. Ni la poesía, ni coger con frenesí curan mi miedo.
Me sumo a la petición de la chica_bond de hace unos días para que abras un consultorio on line
¿Cómo puedo curar mi espanto? espero sugerencias

Anónimo dijo...
17:04
 

O nos morimos y ya no somos conscientes de la pesadilla. A mi me gustaría estar consciente cuando me muera. O eso creo. No lo sé, Yoel, igual es mejor morirse sin sentirlo. Bueno, no me gustaría tener pesadillas de ese tipo. Ya las tengo y no merece la pena, porque te quedas con el miedo y el miedo no te deja vivir.
Yo también me apunto a la propuesta de la chica_bond y de la Pat_agónica. Estaría bien que abras un consultorio on line para personas espantadas. Me tendrás como asidua.

Anónimo dijo...
17:10
 

Creo que deberías desactivar la moderación de comentarios. Es un buen blog, deberías arriesgarte. Si escribes lo que quieres, deberías entender que cualquier persona pueda expresarse libremente. De eso se trata y sería mucho más interesante leerte y, también, leer los comentarios a tus post. Un beso Hugo.

Hola!!!

Estuve visitando tu blog y esta genial, permiteme felicitarte. Sería muy agradable contar con tu blog en mi directorio http://www.xevere.com/ , podría incluirlo gustosamente y completamente gratis. Estoy totalmente convencida que para mis visitas será de mucho interés. Si lo deseas no dudes en escribirme muchos

Éxitos con tu pagina.

Un saludo

Gillian Silva
gsj_15@yahoo.es

Todos los comentarios se publican. Incluso los anónimos. Menos la venta de Viagra y estupefacientes.

Anónimo dijo...
01:39
 

Hola Hugo; me adhiero a toda esa gente que te pide implementar un consultorio sentimental. A propósito de este post, es tu abuela o es otra mujer de la que hablas en manda cojones? Un abrazo.

Gisselle.

El otro día, un tal Mongo aurelio (blog registrado) me ofreció viagra en pomo (pasta). También dijo tener pomos de pasta de anchoa en buen estado y también pasta de estupefacientes varios emulsionados en aceite de hígado de bacalao, en pomo por supuesto.
Mongo abrió su blog de pomos en enero de 2010 y envía sus productos a los interesados, sin cobrar un peso, "grátis".
Yo me anoté en el envío principal que aparte de lo enunciado, incluye pasta dental.