Sergei Esenin

Sergei Esenin

El poeta Sergei Esenin y su hermana Ekaterina, muy alegres.
"MORIR es fácil ahora. Lo difícil es vivir y crear una vida nueva en nuestra época" -escribió Maiakovsky en el último día del año 1925, en las páginas de un periódico de Moscú, como contestando a la carta con la cual Sergio Alexandrovich Esenin se despidió del mundo antes de matarse en la fría habitación del viejo "Hotel d'Angleterre", de Leningrado. Su crítica era, a la vez, la condena oficial del gobierno soviético sobre la actitud del poeta que creyó encontrar la solución de sus problemas en la muerte. Sin embargo, no habían pasado cinco años aún cuando él, otro gran poeta de la nueva Rusia, cuyos versos rebosantes de vitalidad y optimismo son la expresión más viva del dinamismo rítmico de la revolución, también puso fin a su vida voluntariamente. Maiakovsky, el poeta que supo comprender y juzgar el gesto de Esenin, recorrió la carrera de éste en menos de cinco años y se vio frente a los mismos problemas insolubles que aquél. En la primavera de 1930, su mano dejó caer un revólver humeante al lado de una carta que decía: "La barca del amor se estrelló contra la vida cotidiana".
"¿De dónde viene el joven gigante?", preguntaban los poetas y literatos rusos que estaban embarcados en interminables discusiones sobre el "Manifiesto Dadaísta" de Tristán Tzara en los cafés de San Petesburgo, cuando Esenin apareció en la capital imperial en el otoño de 1916. Era un muchacho alto, flaco y rubio, cuyos ojos profundamente azules demostraban claramente que aún no había cumplido veinte años. Acababa de salir de un hospital donde curaba sus heridas recibidas en el frente, y los bolsillos de su capote militar estaban repletos de papeles de origen más diverso, que contenían versos, escritos con lápiz en su mayoría. Llegaba de Rjazañ, de una aldea cercana a Iasnaia Polaina, donde Tolstoi pasó sus últimos años. Surgió de la región más oscura de la llanura central rusa, donde escribió sus primeros poemas a la edad de quince años.
Inmaculada Decepción se complace en presentar a este poeta; alto, flaco y rubio, que un día pasó por acá y aún no se ha ido.


POEMAS DE SERGEI ESENIN

Confesiones de un golfo

No todos saben cantar,
No todos saben ser manzana
Y caer a los pies de otro.
Esta es la suprema
Confesión de un granuja.

Ando intencionalmente despeinado,
Con la cabeza como una lámpara a petróleo.
Me gusta alumbrar en las tinieblas
El otoño sin hojas de vuestros espíritus.
Me gusta que las piedras de los insultos
Caigan sobre mí como granizo vomitado por la tormenta.
Entonces es cuando aprieto con más fuerza
El globo oscilante de mi cabezota.

Con qué nitidez recuerdo entonces
La laguna cubierta de hierba y la voz ronca del aliso
Y que en algún lugar viven mi padre y mi madre.
Mis versos les importan un comino,
Pero me quieren como a un campo, como a la carne de su carne,
Como a la buena lluvia que en primavera ayuda a salir a los brotes.
Ellos les clavarían a ustedes sus horquetas
Cada vez que me lanzan una injuria.

¡Pobres, pobres campesinos!
Seguramente están viejos y feos
Y siguen temiendo a Dios y a los espíritus del pantano.
¡Si sólo pudieran comprender
Que su hijo
Es el mejor poeta de Rusia!
¿Acaso sus corazones no temían por él
Cuando se mojaba los pies en los charcos del otoño?
Ahora anda de sombrero de copa
Y con zapatos de charol.

Pero con el mismo espíritu juguetón de antes.
De aldeano travieso.
Desde lejos saluda con una gran reverencia
Alas vacas pintadas en los letreros de las carnicerías.
Y cuando se cruza con los coches de la plaza,
El olor del estiércol lo remonta a los campos de su tierra
Y está dispuesto a sostener en el aire la cola de cada caballo
Como si fuese la cola de un traje de novia.

Amo mi tierra.
¿La amo con locura!
Aunque sobre ella caiga toda la tristeza y el moho de los sauces.
Gozo con los hocicos inmundos de los cerdos
Y con las notas estridentes de los sapos en el silencio nocturno.
Estoy enfermo de los recuerdos de infancia,
Sueño con la niebla y con la humedad de las tardes de abril,
Cuando nuestro arce se puso en cuclillas
Para calentarse los huesos en la hoguera del crepúsculo.
¡Trepando de rama en rama,
Cuántos huevos no robé de los nidos de las cornejas!
¿Seguirá siendo el mismo de antes, con su copa verde?
¿Tendrá todavía la corteza tan dura?

¿Y tú, mi querido perro fiel
Overo?
La vejez te ha puesto gruñón y ciego
Y vas de un lado a otro del patio arrastrando tu cola caída.
Tu nariz no distingue ya el establo de la casa.
Cuánto no significan para mí nuestras pillerías de antaño
Cuando le robaba pan a mi madre
Y lo comíamos entre los dos, mordiéndolo por turno
Sin sentir repugnancia.

Soy siempre el mismo,
Mi corazón es siempre el mismo.
Los ojos florecen en el rostro como los azulíes en el trigo.
Y yo, extiendo las esteras doradas de mis versos
Quiero decirles a ustedes
Mis palabras más tiernas.

¡Buenas noches a todos!
¡Buenas noches!
Rozando por última vez la hierba del crepúsculo
Ha enmudecido la guadaña de la aurora.
Y siento unas ganas locas
De mear a la luna desde la ventana.
¡Luz azul, en este azul profundo
Ni siquiera la muerte me importa!
¡Que importa que yo parezca un cínico
Con un farol colgando del trasero!
Viejo, buen y supercabalgado Pegaso,
¿Qué falta me hace a mí tu trote blandengue?
Yo he venido como un severo maestro
A cantar y a ensalzar a las ratas.
Como agosto, vierte
Mi cabeza el vino espumoso de mis cabellos.

Yo quiero ser ese amarillo
Que nos lleva al país que navegamos.

Traducción: Nicanor Parra.

Estoy cansado…

Estoy cansado de vivir en mi país natal,
con la nostalgia de las extensiones de trigo negro;
dejaré mi choza,
partiré como un vagabundo y un ladrón…

Volveré a la casa paterna
a regocijarme con el júbilo ajeno.
Y en una noche verde, bajo la ventana,
con la manga de mi camisa me ahorcaré.

Los sauces de plata contiguos a la cerca
inclinarán sus cabezas con mayor dulzura aún.
Y sin lavarme, sin el menor ritual,
se me enterrará bajo los aullidos de los perros.

La luna continuará bogando por el cielo,
perdiendo sus remos en el agua de los lagos;
y Rusia siempre será la misma,
danzando y llorando alrededor de las empalizadas.

Traducción: René Palacios More.

7 comentarios:

Anónimo dijo...
20:04
 

ummmmmm.....
ps me encantan los poemas de ESENIN y me gustaria q publicarn ma detalles sobre su poesia y pensamientos....

ooo k gran poeta!!! Tuve el placer de leerlo en su lengua natal y l averdad es impresionante... soberbios versos escribió ese muchacho...

Yo estuve en Ryazán y tuve el privilegio de ver la casa museo que existe ne Konstantinovo, la ciudad natal de S. Esenin. En mi visita nació una relación muy particular con los amigos rusos de allí. Incluso hay una versión diferente de la muerte de Esenin. En el museo se conserva una mascarilla mortuoria de yeso, con los años se ha podido ver que la mascarilla ha sido manipulada, para rellenar una agujero en la frente del poeta...

Esenin, es mi pasión. Poetas como él pocos habrá habido. Aparte de ser un gran patriota y de serle fiel siempre a su tierra y amarla hasta el infinito, este hombre expresa ideas tan claras que no es imprescindible utilizar mucha lógica. Sus poemas fluyen al leerlos, tienen su propio ritmo..esa musicalidad melancólica y a la vez tan bonita que te cautiva al instante. Yo personalmente no soy de aqui, aunq llevo muchos años viviendo en españa. Y lo q puedo decir, es que es un orgullo que tengo de q en mi tierra haya habido personas tan grandes como él. Es impresionante. Aparte de esto, para entender mejor los pensamientos e intranquilidades de Sergey Esenin, hay una pelicula/novela (esto lo digo para la gente q es de rusia y tal, si leen esto) q el protagonista es Segey Bezrukov, q hace el papel de esenin. Es una peli q vale la pena mirar. Esenin para mi fue el mejor, pero tmb pushkin, turgenev, etc.

Woa! Nunca había leído a Esenin y lo que vi me encantó! También me gustó tu blog, volveré.

Anónimo dijo...
17:11
 

gran poeta de la antigua union sovietica que es castigado por sus pares en la literatura rusa de fines del siglo XIX y comienzo del XX ya que no era partidario del bolcheviquismo y comunismo siendo su poema hasta luego amigo mio uno de los mas impactantes ya que termina de una forma espectacular este poema en la ultimas lineas

Anónimo dijo...
22:55
 

Gran poeta Esenin lo miksmo que Mayakovsky


Manuel