Lawrence Ferlinghetti

Lawrence Ferlinghetti


POEMA XI

El mundo es un hermoso lugar
para nacer

si a Ud. no le importa que la felicidad
no siempre sea

tanta diversión

si a Ud. no le importa un golpe infernal
de vez en cuando

justamente cuando todo está bien
porque aun en el paraíso

no se canta

todo el tiempo


El mundo es un hermoso lugar
para nacer

si a Ud. no le importa
que gente muera

todo el tiempo

o que sólo desfallezca
parte del tiempo

lo que no es tan temible
si a Ud. no le pasa

Oh el mundo es un lugar hermoso
para nacer

si a Ud. no le importan
unas pocas mentiras paralíticas

en las posiciones más altas
o una bomba o dos

de vez en cuando
sobre su cara mirando arriba

o algunas otras inconveniencias
que nuestra sociedad de Marca Nueva

es víctima
con sus hombres de distinción

y sus hombres de extinción
y sus curas

y otros patrulleros
y sus varias segregaciones

y sus investigaciones en el Congreso
y otras constipaciones

que nuestra carne loca


hereda

Si, el mundo es el mejor de los lugares
para un montón de cosas

hacer la escena divertida
y hacer la escena del amor
y hacer la escena triste
y cantar canciones bajas y tener inspiraciones
y pasear
mirándolo todo
oliendo flores
y derribando estatuas
y hasta pensando
y besando gente y

haciendo niños y calzando pantalones
y ondeando sombreros

y bailando

y nadando en ríos

en picnics
en medio del verano
y generalmente "seguir viviendo"

Si
pero justo en medio de todo esto

viene el sonriente

funebrero

comentarios:

al igual que otros escritores gringos, Miller por ejemplo, Ferlinghetti recrea la sordidez del mundo tecnificado, del mundo postmoderno, del mundo de la cómodidad absoluta, para hacer patente esa absurdidad redentora que es la esperanza humana... ojála nunca la perdamos, porque entonces de verdad el mundo sería una de esas inmensas ciudades en ruinas que describe otro escritor gringo, Lovecratf.