Las penas del infierno

Las penas del infierno



"Para aquél que roba o pide prestado un libro y a su dueño no lo devuelve que se le mude en sierpe en la mano y lo desgarre. Que quede paralizado y condenado a todos sus miembros. Que desfallezca de dolor, suplicando a gritos misericordia, y que nada alivie sus sufrimientos hasta que perezca. Que los gusanos de los libros le roan las entrañas como lo hace el remordimiento que nunca cesa. Y que cuando, finalmente descienda al castigo eterno, que las llamas del infierno lo consuman para siempre".
Advertencia de la biblioteca del monasterio de San Pedro en Barcelona.

6 comentarios:

Anónimo dijo...
08:07
 

Mientras no robes o no devuelvas un libro prestado ¿cuál es el problema?

ooo, k terrible¡¡¡
que bueno que en estos tiempos no se cree en las maldiciones que podrian recaer sobre mi.
si me he kedado cn libros que no son mios, pero siempre sin kerer, eventualidades q suceden.
ok saludos
bye bye

En ?eventualidades q suceden? dice la biblioteca del monasterio que: ?Le será perdonada la vida a toda persona con blog que por distracción o por eventualidades q suceden, háyanse quedado con un libro que no sea de su propiedad?. Estás salvada Pame.

Aprendí de mi padre, a devolver los libros a como dé lugar y en las circunstancias más azarosas, lo que me ha hecho recorrer rutas largas para hacerlo. Como si se tratara de vida o muerte.
Comprenderás cómo amaba a ami padre...

:)

tonto es el ke presta un libro , mas tonto es el ke lo dewelve ahhhhhh que terrible emocion......

Anónimo dijo...
01:45
 

¡excelente, extraordinario!