La japonesita que me arruinó el coche

La japonesita que me arruinó el coche


Cuando vivía en el pasaje San Lorenzo 320. De San Telmo en Buenos Aires. Tenía una rutina inexorable. Me levantaba, me duchaba, pasaba a calentar "la pava" y me dirigía a una panadería en busca de facturas. La cosa era así. Salía del hotel, caminaba por calle Balcarce, doblaba por Chile y a la derecha, en calle Defensa quedaban las facturas. Aquel sábado salí del pasaje San Lorenzo, enfilé por Balcarce, doblé por Chile y no pude seguir caminando. Me quedé mirando la lista de precios de un restaurante por un minuto largo hasta que sentí el golpe. Luego me volví al hotel, me tendí en la cama y me puse a llorar. Lo que pasó fue que no quise ver. Me negué a ver, la silueta que pendía desde el octavo piso del viejo edificio de la calle Chile con Defensa. Hasta que escuché el golpe brutal; pero no lo vi. Lo sentí.Una hora después salgo del pasaje San Lorenzo, camino por Balcarce, doblo por Chile y llego donde el tano del boliche de la esquina y le pregunto qué pasó, me dice: No, nada, solo fue una japonesita que se tiró del octavo y me arruinó el coche.

5 comentarios:

Juro que se me heló la vida mientras te leía...que notable manera de decir algo tan terrible. Mis respetos desde ya.
Salutes

Tengo un amigo que contaba sus dramáticas experiencias cruzando el Cabo de Hornos en un barquito. Y su conclusión era: "cuando la Naturaleza habla, el hombre se calla".

Esto se parece. La calle, el coche, el tano de la esquina, la japonesita, son todos parte de un artificio que le rodea a uno y que acontece sin consideraciones, a pesar del horror, la decepción o la amargura con que se lo mire.

gordosapo dijo...
22:27
 

En el edificio de una amiga, una mujer se tiro al vacio y murio sobre un patio interno. Mi amiga estaba preocupada por que no limpiaban la sangre y sus chicos no podían jugar. Era una de la mas importantes poetisas de la provinica de San Juan, la que cayo.
Un honor visitar su blog Hugo, espero que visite el mio www.lacoctelera.com\gordosapo

Poderoso clima con gran ahorro de palabras.

Tano y la p... que lo parió