Eran 4 Micaela

Eran 4 Micaela

Mi trabajo no era nada gratificante. Comenzaba a las ocho de la mañana y terminaba a las 6 de la tarde. Eso aburrido lector no te dice nada de nada. Pero si te digo que mi trabajo era la morgue comprenderás lo que te digo. Una mala onda exquisita. A veces llegaba un niño, otras un viejo y pronto quedabas libre. Luego tomabas un café con la gente del hospital, deambulabas por ahí y esperabas las 6 para mandarte a cambiar.
Las casas de tolerancia también era parte de mi rutina. Allí entre botellas de vino, música, amigos y amigas se pasaba bien el tiempo. Mi lugar favorito era donde la Ruth. Una noche estaba allí y siempre como todas las noches nos atendía Micaela. Recuerdo haber tomado 4 cervezas y entre la música, alaridos y gente que entraba y salía, le pedí la cuenta a Micaela. Me cobró 8 cervezas. Aunque yo estaba embriagado, recuerdo perfectamente haber consumido 4 cervezas.

-Son 8 cervezas, 20.000 pesos.
-No son 8 Micaela son 4, o sea 10.000 pesos.
-Son 8 Hugo, llevo bien la cuenta. Son 8.
-No estoy borracho y voy a pagar 4.
-Si paga usted 4 no entra más aquí.
-Bueno voy a pagar 8, pero tenga usted en cuenta que me ha estafado.
-Piense lo que quiera, a mí me da lo mismo.

Pagué y me fui con esa bronca inmensa que todos sentimos ante la injusticia. Pasaron 5 días hasta que llegó Micaela. El doctor Díaz me dijo: "Hugo llegó el cadáver de una señora, hazlo rápido así nos vamos temprano, no te olvides del partido de fútbol que tenemos a las siete".
Tendida en la camilla estaba Micaela, primero me sorprendí, después agarré impulso y le pegue una cachetada fuerte, terrible, con rabia, diciéndole: "Te dije que eran 4 Micaela".

5 comentarios:

QUE QUIERES QUE TE DIGA GENIAL , ME PREGUNTO QUE PASO CON ESA BELLA PROSTITUTA ENFERMA QUE TU EN ALGUN MOMENTO DE JUVENTUD FUERON AMIGOS BESITOS

Anónimo dijo...
15:00
 

¡Puta madre..! Disculpa la expresión, pero, cómo te lo digo, ¡genial!, como lo dice el anterior comentario.
Hay rabias y desfogues de ese tamaño. He tenido rabias así pero desfogues, humm, no tan placenteros.

estamos en un café de la Rambla y me acordaba de GUARRO, luego en mi portatil he descubierto tu post...que GUARRO...

Anónimo dijo...
01:14
 

He llegado por casualidad a atu blog y lo encuentro muy bueno. Saludos desde Montevideo.-

Anónimo dijo...
03:06
 

FANTASTICO LOCO ¡WEAA!