La Cantárida

La Cantárida



Robin me acaba de enviar un extracto de su libro La mano que aprieta. Ofrezco a los lectores de Inmaculada Decepción en exclusividad este real aporte de mi querido amigo Robin.

Escribe el doctor Pirilo Pandolfo.
Carta a mi esposa

Cantáridas:

"Cielito mío me encuentro ahora trabajando en el Salar de Uyuni en Bolivia, y ni te imaginas lo que he investigado sobre la cantárida. Te cuento: La cantárida es un coleóptero pequeño, rojo verdoso, con olor fuerte y punzante. Para preparar el bicho al viejo estilo, se sacuden los árboles donde se encuentra y se recogen en redes, siendo anestesiadas con cloroformo. Se las expone luego al sol o se las coloca en un horno, donde se destrozan hasta que se vuelve polvo. Este polvo de cantárida es el ingrediente fundamental de los filtros afrodisíacos. Es una sustancia peligrosa pues medio gramo de ella basta para intoxicar, y 25 gramos en forma de tintura causan la muerte. Los síntomas de la intoxicación se manifiestan por ardores en el ano y en el sistema genito-urinario. La cantárida produce erecciones violentas, un cosquilleo eléctrico en la uretra y un constante deseo de eyacular.
Amor mío te digo que personalmente he observado el caso de un hombre que; bajo los efectos de la cantárida, se masturbó ochenta veces en una sola noche y que, cuando solicitaron mi servicio facultativo, aún se masturbó tres veces más delante mío y me rogó que le clavara un bisturí en el orto. Adiós amor, ya sabes que te amo".

De Carta a mi esposa del Dr. Pirilo Pandolfo.
Del libro de Robin: "La mano que aprieta" (Sección correspondiente a la letra "C")

7 comentarios:

¡que buena loco!

Anónimo dijo...
09:17
 

Texto un tanto delirante. Vengo usando pasta de cantárida desde que tengo uso de razón (procesada por un laboratorio farmaceutico responsable, por supuesto) y jamás tuve problemas parecidos a los planteados por el dr. Pandolfi. De todas formas la imagen del bisturí final, es aterradora.

No precisamente tu amigo dijo...
22:14
 

...Robin pasó por aquí...

the Joker dijo...
10:11
 

Por lo que pude sonsacar el "Dr. Pirilo" sería un paciente neurosiquiátrico, que realmente le pasó a Robin un sin fin de experiencias extrambóticas y que Robin transmite a través de blogs, libros o televisión abierta, sin pagarle un mínimo de derechos autorales al pobre loco.

artaud dijo...
00:52
 

El relato de Pandolfo se presta para armar un buen skecht teatral o de video.

Celebro este texto delirante, ingenioso.

Anónimo dijo...
15:46
 

y donde consigo la cantàrida