El diario de Micaela Marulanda

El diario de Micaela Marulanda


Lunes 14 de julio ( Pérdida de fe)

Pensándolo bien, terminé de perder la fe justo cuando los antidepresivos me devolvieron las ganas de vivir. No es que ahora me ponga de parte de cuanta pastilla exista para este fin y de los psiquiatras que las prescriben. No. El tema es que hasta hace un par de años, siempre pensé que una profunda fe me movía y que de alguna manera eso hilaba mis preguntas y mis respuestas.O sea algo muy grande estaba cerca dándole algún sentido a la cosa. Me movía a través y en pos de asuntos intangibles. Pero ¿en qué puedes creer cuando perdiendo todas las ganas de vivir, las recuperas siguiendo disciplinadamente un tratamiento a base de antidepresivos, ansiolticos, y estabilizadores del ánimo? En casi nada. Quizás en que tus zapatos usan cordones para sujetarse bien a tus pies, en que el agua efectivamente te quita la sed, en que si pagas la cuenta de la luz hoy no te la cortarán mañana. Pero de esperanzas, pero de ilusiones y de ideologías, cero. Nada. No se puede creer en nada despuésde aquello. Nada que no se vea o se toque, e incluso en un par de cosas que igualmente se pueden ver y tocar. Porque corroboras que lo más probable, es que todo sea cerebral y que hasta enamorarse está relacionado con la cantidad de endorfina que produce tu cerebro, eso es lo que te da placer y te hace ver todo en tonalidades pasteles. Que el chocolate es un sucedáneo de esto y que la real causa, la causa de fondo del asunto, no era que tú madre te abandonó al nacer o que se reían de ti en el colegio o que nunca te casaste con la mujer que querías (aunque todo eso haya contribuido) en realidad, eran tus bajos niveles de serotonina, noradrenalina o melatonina los que te jodían la vida o quizás alguna región de tu cerebro que no se encendía cuando escuchabas la palabra luz. Así de simple y misterioso es el asunto. Y así de simple la respuesta. Si tienes suerte y encuentras al médico apropiado te receta justo lo que necesitas y si tú después de mucho despotricar contra la psiquiatría dices, bueno voy a probar, quizás esta vez funcione y funciona. Te encuentras después, como si te hubieran enviado a vivir a una región desconocida del planeta, donde los amaneceres son lindos pero no tiene nada que ver con la creación divina o por último te das cuenta que el sol, EL SOL dando justo sobre tu cabeza, también activa otra zona de tu cerebro, que hace que siempre estés muy contento en verano. Ellos realmente saben como suavisar aquella región de tu cerebro. No te queda otra después de eso, que re-fundarte y comenzar de cero, soltando el pesado paquete de creencias y esperanzas que aunque duelen de la puta madre perderlas, después de un tiempo te das cuenta que has conquistado otro pedazo más de libertad, que no ESPERAS NADA, y por lo tanto, por ese lado, no ha de venir un nuevo dolor. Y tampoco tienes grandes miedos...¿a qué le puedes temer después de volver de la más inhóspita oscuridad?. Aprendes que sólo la oscuridad es certera. Y quizás no tengas nada de aquellos gloriosos momentos que antes tenías. Pero nadie te puede discutir que eres el dueño de los cordones que abrochan tus zapatos.

8 comentarios:

hmm!!! suena dificl, desalentador. No se si lei bien pero...eso de no creer en nada aun despues de una recuperacion?Habria yo pensado que despues de recuperarme de un problema fisico o moral se abririran de nuevo la fe y la esperanza? Claro que si. Como fuere, me gustaria poder ayudar si pudiera, no es grato ni alegre ni esperanzador de nada vivir sin alguna motivacion de creacion, de vida, de amar, aunque muchos no se hayan casado con lka mujer que querian (yo entre ellos), pero ese a lo mejor no es el mayor problema...en el sistema biiologico, en lo que mueve las enrañas, las neuronas y todo lo que da vida y crea sensaciones, ahi en esa area no tengo ninguna eperiencia, no conozco, no se....Ojala pueda haber alguna buena razon para seguir viviendo, ojala pudiera ayudar....

Anónimo dijo...
13:20
 

glorioso




n.

Vaya una cosa !

Mucho jugo por acá, eh!

la dieta Dabic (café por la mañana, un yogurt diet al mediodía y una copa de vino tinto a la noche)convierte a Karadzic en Valle Inclán.

de a poco el mensaje llega a destino. Así la endorfina vascular que hizo pensar que Andrócles fue andrógino porque le gustaron los leones.

Anónimo dijo...
15:56
 

el cipramil es bueno para la diarrea mental, entre otras cosas


salute hugo!



n.

El comentario de 154 págs. que tenía preparado, no está a punto. Incluso se pasó un poco por exceso de disfunción. Acordé con el pibe Cuneiforme, un año más de vida, durante el que espero terminar el "comentario" de forma holgada

Anónimo dijo...
20:02
 

tiene razon, cual amor,cual felicidad, al finalsolo son abstracciones que tienenunvalor y creemos ciertas, peor que va, pura naturaleza, pura naturaleza
saludos,,,
magozzcuro