yoel novoa

yoel novoa

Comentariospuntocom


S

i bien el best seller del gallego Isac Dospardos, Comentariospuntocom, es literatura mierda que abastece góndolas de supermercados, la definición que hace sobre los medios y fines que lindan entre lo gratificante y lo gratuito, es para prestarle atención. Según don Isac, por Internet estaría sucediendo la realización de un sueño imperial. Lo que los campos de exterminio no lograron en su momento, Internet lo estaría obteniendo al instante. Destruye pensamientos humanos con la gracia de una gacela brincando por los prados.
Dospardos denuncia enfáticamente a los organizadores de la robótica Microsoft y Google. Es como demasiado evidente la crítica sobre los tamices ideológicos que invitan al consumidor a entrar en ellos y una vez que los adictos se encuentran engranpados sin posibilidades de escapar, idealizan haber pactado con Satanás. Esa es la denuncia de Dospardos, que seguramente se publicita así por el normal desempeño comercial implícito en la publicación deste tipo de libros.
Conciente que aquí se trata de la resaltación de lo efímero y que para entender los intringulis deste moderno sistema de exterminio, habría que estudiar los paganismos precristianos hasta los fundamentalismos más recientes (estudiarlos en serio, o sea darles por lo menos la integridad de una vida).
No por nada los manuales de robótica que se precian de tales, están redactados en sánscrito y los más divulgados, en arameo o latín vulgarizado.
Isac Dospardos es divertido, repitiendo asimilaciones de esoterismos de comienzos del siglo XX, dice al lector: "No indague el porqué destas cuestiones. No están a su alcance de comprensión. Escriba un comentario en un blog cualquiera. Dé su vida en la expresión y no abrevie, extiéndase. Cumpla con los requisitos de ordenación. Oprima "publicar comentario" y el texto desaparecerá en el éter. No quedará el mínimo rastro, el exterminio será absoluto. Permanecerá sí en la memoria, que será parcial y rencorosa. Pero del texto: ¡Nada!

Lo leí a Dospardos, porque en la reciente adquisición que realicé hace cosa de un mes, de la biblioteca de un importante semiólogo fallecido, Comentariospuntocom se encontraba en uno de sus estantes.

5 comentarios:

Te gustaria ser administrador de una biblioteca gratuita en internet? espero respondas, checa, esta es la biblioteca y ahi tengo las bases :) http://biblioteca.alamedianoche.com

Anónimo dijo...
23:44
 

yo quiero man pero cambiale de nombre WEY!


salute hugo




n.

Robin dijo...
19:22
 

Aunque da para pensar que tal vez el sistema de exterminio esté contenido en la acción purificadora de los agujeros negros del universo. Que sea nada más y nada menos que una simple armonización eléctrica con el destino planetario, ¿n0?.

Magia. Habló Robin y el sistema de exterminio de textos desapareció. Volvió el antiguo, el permisivo. Le doy la razón a los demás.

el guatemalteco vivo dijo...
10:33
 

El indio no es el que mira usted

en el catálogo de turismo,

cargando bultos

o llevándole comida a la mesa.

Tampoco el que ve desde la ventanilla

y pide monedas haciendo malabares,

ni el que habla una lengua muy otra

y resiste fríos nocturnos.

No, el indio está adentro,

y a veces se le sale, acéptelo,

aunque lo entierre en apellidos,

aunque lo socave bien

y niegue su manchita de infancia,

ahí está, acéptelo.

Y si aparece esa agua rancia,

voraz, el aguardiente que inflama,

ya verá que se le sale,

el indio empuja con su fuerza de siglos,

emerge ardoroso y se le sale,

con lo guardado,

con lo que dura doliendo.

No, no es otro,

el indio soy yo,

a ver, repita conmigo.