La chica que me gusta

La chica que me gusta

De alguna u otra manera la gente quiere saber por qué uno escribe. De alguna u otra manera uno quiere explicar por qué escribe. La respuesta suele ser pretenciosa, banal, trivial o ingeniosa. Ejemplarmente no existe termino medio. Unos dirán que porque no saben hacer otra cosa. Porque quiere que sus amigos lo quieran. Porque quieren salvar su alma. El planeta. Porque tiene el puto deseo de hacerlo. Porque el editor se lo pide. Porque quiere conquistar a la chica que le gusta. Podría agregar un par de sandeces más que no viene al caso. Yo escribo por casi todas esas razones menos la del editor. Eso creo. Y escribo además porque me apetece hacerlo. Porque me siento cómodo. Digno. Porque si no escribiese probablemente sería asesino en serie. Un hombre de cobalto. Una sencilla montura. Un semáforo. Una roca en la Ría de Arousa. Y escribo además sin que nadie me obligue a hacerlo. Sin ganar un denario. Sin obtener un penique. Sin firmar autógrafos. Pasando casi desapercibido. Sin conquistar a la chica que me gusta. Escribo por razones desconocidas. Yo no estaba destinado a escribir. Siempre en Castellano obtuve nota deficiente. En mi casa no existían libros. En mi juventud nunca leí libro alguno. Yo siempre fui futbolista. Idiota. Colérico. Coleccionista de estampillas. Traficante de ganado. Me dediqué a oficios tenebrosos. Estuve siempre en lugares inadecuados. En donde nunca pasaba nada. O todo. Pero un día algo pasó. No recuerdo qué. Y comencé a escribir. Y en eso estoy. Tratando de conquistar a la chica que me gusta. Escribiendo. Pero me han dicho que nunca conquistaré a la chica que me gusta escribiendo. Que billetera mata galán. Es posible. Eso es posible. Pero mi razonamiento es claro. Soy el mejor. La gente de Suecia se enterará. Me entregarán el Nobel. Le regalaré un anillo de diamantes a la chica que me gusta y nos iremos a vivir al lado del Sol. Dejaré de escribir.

5 comentarios:

Recuerdo que una vez comentabas a los que te criticaban por escribir por internet, quel asunto a vos te había servido para hecharte unos cuantos polvos con brujas, musas y pelusas. Yo todavía quiero creer que escribir por internet es lo mismo que escribir a solas ("a solas escribo con el colectivo universal" "A solas transformo, revoluciono, espiritualizo lo material, y bicicleta")
En su momento vos me internizaste y ahora yo te sigo como a un chilote que se me descarrió y que enumera dioses y forúnculos luminosos.
Más me dan ganas de verte de golpe en Natales, así como a mis primos en O Viñao, que chatear. Esa palabra "chatear" suena de hijoeputas, algo de traición hay nesa inmediatez y por eso se escribe o se traiciona. Al Chile le pasó. El leyó y escribió mucho, pero recién entendió a dostoieswki cuando mató a alguien. Pero el arte no es sistemático. Además, gracias al Destino, la muerte nos baraja. Por eso en la vida literaria es importante matar, cojer, hacerse cojer y jugar al ajedrez-

Cristo bendito!
oh! santísima virgen de Guadalupe!
dios nos tenga en su santa gloria!

Ok, haré a un lado todas las manifestaciones religiosas habidas y por haber. Sin embargo, quiero decirle que éste escrito me ha gustado mucho, bastante, demasiado, muchísimo y más porque en cierta forma me sentí identificada *gimotea*
Rayos! este comentario es demasiado mafufo y estúpido así que le pido de favor que sólo quede entre usted y yo.
Me ha gustado mucho mucho mucho mucho.

Amén

Jjajajajaj!
Me dió risa el post de arriba, el primero.
Puta, a mi me ha servido re poco el blog pa andar metida en polvos, ocupo otros medios, mejor, más seguros...no sé por qué lo escribí. El asunto es que el texto me recordó esa canción del tio Lalo, Mi chica y yo.

Un saludo y gracias.
Que bien escribe usted. Yo lo que quiero es escribir, pero es mas facil dibujar.

ecsribir es un ejercicio visceral y poco más, si hay un motivo muy concreto es dificl escribir algo que valga la pena..