José Saramago: El "factor Dios"

José Saramago: El "factor Dios"

Ernesto Sábato y José Saramago
En algún lugar de la India. Una fila de piezas de artillería en posición. Atado a la boca de cada una de ellas hay un hombre. En primer plano de la fotografía, un oficial británico levanta la espada y va a dar la orden de disparar. No disponemos de la imagen del efecto de los disparos, pero hasta la mas obtusa de las imaginaciones podrá 'ver' cabezas y troncos dispersos por el campo de tiro, restos sanguinolentos, vísceras, miembros amputados. Los hombres eran rebeldes. En algún lugar de Angola. Dos soldados portugueses levantan por los brazos a un negro que quizá no este muerto, otro soldado empuña un machete y se prepara para separar la cabeza del cuerpo. Esta es la primera fotografía. En la segunda, esta vez hay una segunda fotografía, la cabeza ya ha sido cortada, esta clavada en un palo, y los soldados se ríen. El negro era un guerrillero. En algún lugar de Israel. Mientras algunos soldados israelíes inmovilizan a un palestino, otro militar le parte a martillazos los huesos de la mano derecha. El palestino había tirado piedras. Estados Unidos de América del Norte, ciudad de Nueva York. Dos aviones comerciales norteamericanos, secuestrados por terroristas relacionados con el integrismo islámico, se lanzan contra las torres del World Trade Center y las derriban. Por el mismo procedimiento un tercer avión causa daños enormes en el edificio del Pentágono, sede del poder bélico de Estados Unidos. los muertos, enterrados entre los escombros, reducidos a migajas, volatizados, se cuentan por millares.

Las fotografías de India, de Angola y de Israel nos lanzan el horror a la cara, las victimas se nos muestran en el mismo momento de la tortura, de la agónica expectativa, de la muerte abyecta. En Nueva York, todo pareció irreal al principio, un episodio repetido y sin novedad de una catástrofe cinematográfica más, realmente arrebatadora por el grado de ilusión conseguido por el técnico de efectos especiales, pro limpio de estertores, de chorros de sangre, de carnes aplastadas, de huesos triturados, de mierda. El horror, escondido como un animal inmundo, espero a que saliésemos de la estupefacción para saltarnos a la garganta. El horror dijo por primera vez 'aquí estoy' cuando aquellas personas se lanzaron al vacío como si acabasen de escoger una muerte que fuese suya. Ahora, el horror aparecerá a cada instante al remover una piedra, un trozo de pared, una chapa de aluminio retorcida, y será una cabeza irreconocible, un brazo, una pierna, un abdomen deshecho, un tórax aplastado. 

Pero hasta esto mismo es repetitivo y monótono, en cierto modo ya conocido por las imágenes que nos llegaron de aquella Ruanda de un millón de muertos, de aquel Vietnam cocido a napalm, de aquellas ejecuciones en estadios llenos de gente, de aquellos linchamientos y apaleamientos, de aquellos soldados iraquíes sepultados vivos bajo toneladas de arena, de aquellas bombas atómicas que arrasaron y calcinaron Hiroshima y Nagasaki, de aquellos crematorios nazis vomitando cenizas, de aquellos camiones para retirar cadáveres como si se tratase de basura. Siempre tendremos que morir de algo, pero ya se ha perdido la cuenta de los seres humanos muertos de las peores maneras que los humanos han sido capaces de inventar. Una de ellas, la mas criminal, la mas absurda, la que mas ofende la simple razón, es aquella que, desde el principio de los tiempos y de las civilizaciones manda a matar en nombre de Dios. Ya se ha dicho que las religiones todas ellas, sin excepción, nunca han servido para aproximar y congraciar a los hombres, que, por el contrario, han sido y siguen siendo causa de sufrimientos inenarrables, de matanzas, de monstruosas violencias físicas y espirituales que constituyen uno de los mas tenebrosos capítulos de la miserable historia humana. Al menos en señal de respeto por la vida deberíamos tener el valor de proclamar en todas las circunstancias esta verdad evidente y demostrable, pero la mayoría de los creyentes de cualquier religión no solo fingen ignorarlo, sino que se yerguen iracundos e intolerantes contra aquellos para quienes Dios no es mas que un nombre, nada mas que un nombre, el nombre que por miedo a morir le pusimos un día y que vendría a dificultar nuestro paso a una humanización real. A cambio nos prometen paraísos y nos amenazan por infiernos, tan falsos los unos como los otros, insultos descarados a una inteligencia y a un sentido común que tanto trabajo nos costo conseguir. Dice Nietzche que todo estaría permitido si Dios no existiese, y yo respondo que precisamente por causa y en nombre de Dios es por lo que se ha permitido y justificado todo, principalmente lo peor, principalmente lo mas horrendo y cruel. Durante siglos la inquisición fue también como hoy los taliban, una organización terrorista dedicada a interpretar perversamente textos sagrados que deberían merecer el respeto de quien en ellos decía creer, un monstruoso connubio pactado entre la Religión y el Estado contra la libertad de conciencia y contra el mas humano de los derechos: el derecho a decir no, el derecho a la herejía, el derecho a escoger otra cosa, que solo eso es lo que la palabra herejía significa.

Y, con todo. Dios es inocente. Inocente como algo que no existe, que no ha existido ni existirá nunca, inocente de haber creado un universo entero para colocar en el seres capaces de cometer los mayores crímenes para luego justificarlos diciendo que son celebraciones de su poder y de su gloria, mientras los muertos se van acumulando, estos de las torres gemelas de Nueva York y todos los demás que, en nombre de un Dios convertido en asesino por la voluntad y por la acción de los hombres, han cubierto e insisten en cubrir de terror y sangre las paginas de la Historia. Los dioses, pienso yo, solo existen en el cerebro humano. Prosperan o se deterioran dentro del mismo universo que los ha inventado, pero el 'factor Dios', ese, esta presente en la vida como si efectivamente fuese dueño y señor de ella. No es un dios, sino el 'factor Dios' el que se exhibe en los billetes de dólar y se muestra en los carteles que piden para América (la de Estados Unidos, no la otra...) la bendición divina. Y fue en el 'factor Dios' en lo que se transformo el dios islámico que lanzo contra las torres del World Trade Center los aviones de la revuelta contra los desprecios y de la venganza contra las humillaciones. Se dirá que un dios se dedico a sembrar vientos y que otro dios responde ahora con tempestades. Es posible, y quizá sea cierto. Pero no han sido ellos, pobres dioses sin culpa, ha sido el 'factor Dios', ese que es terriblemente igual en todos los seres humanos donde quiera que estén y sea cual sea la religión que profesen, ese que ha intoxicado el pensamiento y abierto las puertas a las intolerancias mas sórdidas, ese que no respeto sino aquello en lo que manda creer, el que después de presumir de haber hecho de la bestia un hombre acabo por hacer del hombre una bestia.

Al lector creyente (de cualquier creencia...) que haya conseguido soportar la repugnancia que probablemente le inspiren estas palabras, no le pido que se pase al ateismo de quien las ha escrito. Simplemente le ruego que comprenda, con el sentimiento, si no puede ser con la razón, si hay Dios, hay un solo Dios, y que en su relación con el, lo que menos importa es el nombre que le han enseñado a darle. Y que desconfíe del 'factor Dios'. No le faltan enemigos al espíritu humano, mas ese es uno de los mas pertinaces y corrosivos . Como ha quedado demostrado y desgraciadamente seguirá demostrándose.

21 comentarios:

Anónimo dijo...
14:06
 

tranki cubano

Lucia dijo...
16:55
 

Cuando estaba en 4to año de la secundaria, mi profesor de Analisis del discurso, llevo un fragmento de "EL FACTOR DIOS" con el cual quede atonita. Nunca antes habia leido algo que expresara tan bien mis ideales, es como que mis pensamientos habian sido expresados por este autor portugues que pronto seria concurrente en mis lecturas.
A decir verdad, hay mucho para decir en cuanto a este tema, miles de cosas que reprochar y muchas otras que recriminar... pero mi mensaje se haria casi interminable, me atengo unicamente a decir que coincido con Saramago.
UN GRAN ESCRITOR... que pese a que sus novelas tengan un parecido en la narracion.... siempre siempre, detras de esto hay millones de mensajes por descubrir...!!!
te recomiendo, si es que no lo has leido.... 'EL HOMBRE DUPLICADO'
adios.

Lucia.
17 años
concordia, entre rios
Argentina.

Jessica Johana dijo...
03:37
 

Esta lectura es simplemente maravillosa, cuando la leí no pude evitar averiguar mas sobre el autor y a la final me tope con el libro "Ensayo sobre la Ceguera" que es espectacular, definitivamente Saramado es una inminecia Portuguesa.

Anónimo dijo...
18:24
 

quién es Saramago? ....... mmmm quién es? nunca lo había escuchado... lastima que escriba tanto....de vez en cuando un dibujito en el texto haría que no me aburriera pero su teoría de los dinosaurios es perfecta estoy de acuerdo con él cuando regaña a los presidentes por ser corruptos y regañar a las anorexicas y obesos

Solo escribo a este personaje de "arribita" que Saramago es uno de los escritores mas prominentes de la actualidad, ganador del nobel, y pensador de extraordinario, es uno de mis escritores favoritos, y esa pregunta me parecio despectiva de su parte,aconsejo El evangelio segun Jesucruisto, pero solo para aquellas personas que no estan sujetas a dogmas o extremismos que para mi derivan al deterioro intelectual de los seres ...
Con todo mi respeto y agradecimiento.

Anónimo dijo...
21:53
 

el profesor de democracia me mando a leer este fragmente y me imagine que era aburrido pero ahora que lo lee es super. soy de una religion cualquiera pero a sino creamos en Dios o como lo quieran llamar siempre habra una razon que nos lleve hacer malas acciones por alguna causes muy bueno este articulo ya que da a relucir lo que hacemos las personas para despues decir lo hice por mi religion . estuvo super eres un gran autor.

Anónimo dijo...
18:23
 

En cuarto de secundaria lei este articulo...a decir verdad me parecio un tanto despectivo hacia a quellos que creemos que existe un Dios que es el creador de todas las cosas y que si tenemos vida es gracias a Él. Siendo bastante objetivo, nada que decir con su narración, sencillamente espectacular, me conmueve su forma de expresarse, lástima que sea ateo, dado que cae en la razón, esa supuesta filosofía que posee el hombre y nos hace superiores. ¿Hombres pensantes? ¿de qué me pregunto yo?... bueno termino diciendo que no hay como Creer en Dios y recibir el perdón de nuestros pecas, he dicho AMÉN.

Anónimo dijo...
10:02
 

Simplemente Espectacular... A Mi Parecer.. Saramago es el Mejor escritor vivo... Una Lastima que solo le queden pocos años.. A veces sus Libros pueden parecer tediosos... Pero solo por ello... recomiendo que solo los lean... lectoras.. medianamente experimentados.. no niños... en edad de historietas... Bueno... No existira nada como "Ensayo sobre la cequera... y "Las intermitencias de la muerte..."""

Saramago es simplemente uno de los mejores escritores que he leido... y porque me gusta leer a quien muchos denominan un "ateo irremediable"?
Simplemente es el tipo de escritura que te pone a pensar y expandir tu mente. Con esto no digo que uno debe creer "ciegamente" en los autores pero si es bueno leer, comprender y analizar... como puedo yo defender una posicion cuando no conozco a quienes tratan de llevar la via contraria? Es un reto para el ejercicio cognitivo...
Los seres humanos no somos objetivos; ey, ni la ciencia lo es... y saben porque? porque quienes procesamos los datos quienes son?: los seres humanos. Siempre estaremos impregnados de nuestras vivencias, estados de animo, formacion y creencias! Es lo bello de la diversidad!

krauss dijo...
01:58
 

FELICIDADES MAESTRO ES UN GENIO

Lucía: Coincido contigo, yo leí «el evangelio segun jesucristo» y me dije: "Este hombre concreta todos mis pensamientos", me marcó el pensamiento de Saramago, de los pocos humanos lúcidos en este mundo. Saludos y si gustas pasarte por mi blog serás bienvenida. xdsoto.wordpress.com

Anónimo dijo...
09:29
 

La razon, por mas aguda y avispada, pero excluida de sentimientos, es tan oprimente como el Dios de los Catolicos.

Hola...
excelente el blog y excelente el artículo de saramago. Estuve leyendo Cain y memorial del convento. Saramago es un escritor muy informado, muy responsable y sus opiniones le causan escozor a todo aquel que pretenda seguir creando opresión a traves de las religiones y los dioses.
el anonimo que me precede debe ser unbo de ellos.

Anónimo dijo...
14:40
 

PA` MI FADTOR DIOS ES LA REALIDAD ES LA VERDAD E LO QUE PASA EN EL MUNDO.... ATT:CHELA

Anónimo dijo...
12:44
 

Hola!

Creo que a este escritor, le falta carburar un poco más su cerebro. El habla de "un Dios convertido en asesino por la voluntad y por la acción de los hombres" y a esta acción le nombra "El factor Dios".
Sinceramente, creo que pone en evidencia que no conoce ni ha experimentado en lo más mínimo el Evangelio y obiamente no conoce a Dios.
Una persona apta para hablar o escribir de algo, es aquella que conoce muy bien el tema.
Recordemos esa frase popular que dice: "Cada cabeza es un mundo y cada cabeza es un Dios". Y es, muy ciertamente, lo que Saramago interpeta como "El factor Dios". Desde mi punto de vista espiritual, vivencial y cientifico, este señor interpreta muy pendejamente esto.

Simplemente, el mismo expone a Dios como tal y, nostros los hombres somos la variable, por que cada quien interpreta a Dios según sus vivencias y muy penosamente según sus necesidades y conveniencias.

En fin, simplemente se puede hablar mucho sobre el tema, pero no vale pena ponerles mucha atención a estas mininovelas dentro de un librillo, escrito por un escritor que escribe, solo por que sabe escribir y lo editan y publican solo por que da buenas ventas gracias a que provoca confusiones en las personas.

Saludos a todos y ánimo.

Anónimo dijo...
14:43
 

q bien profe

Anónimo dijo...
16:26
 

Pu*to calamaro..perdon saramago...que estupido..la religion cumple un papel muy importante y que un puñado de desquiciados incapaces de medir ocacionen maldad no debe generalizar...o acaso se les ha olvidado que el futbol es otraa religion que divide , causa muerte odio y muchas cosas mas..carajo p*utos y no quiero seguir la lista..si este cab**ronazo cree que el invento a Dios y q el mismo lo puede destruir....como quiero verlo fundirse en la inexistencia mientra yo gozo la eternidad....no podra sobrevivir ni en los pensamientos de aquellos que lo siguen y respetan porque tambn ellos sufriran la inexistencia..el miedo a la muerte es mas q un temor es un instinto de conservacion porque realmente sabemos que nuestra conciencia es lo unico que poseemos lo demas es mierda, eso incluye a calamaro o seramargo como sea!!.

Gabriel García dijo...
18:41
 

...y si algunos religiosos en nombre de Dios han cometido atrocidades será esto suficiente para negar la existencia de el mismo Dios; y si algunos ateos no han podido hallar a Dios donde ellos viven quizás necesiten salir a otra ciudad, y si aun no lo encuentran en esas otras ciudades quizás necesiten ir a otro país, pues Dios es y ocupado estará, y si esos grandes y sabios ateos han viajado por todos los países y pueblos habidos en éste pequeño planeta y por esa razón se atreven a ufanarse y decir con pretenciosa altivez "Dios no existe", pues tal vez deberían ir a la luna quizás esté allá o en Marte o Saturno que tan bonito es, y bueno suponiendo que ya lo hayan hecho por un medio que solo ellos saben y tienen oculto lo cual les a llevado a ponerse ese titulo que ostentan con orgullo y prejuicio, quizás, tal vez, cuando fueron a Saturno Dios estaba en la tierra transformando la vida de mi Padre quien dejo atrás la infidelidad cuando acepto a Jesucristo en su corazón; o quizás cuando ellos estaban buscándolo en Europa Dios estaba en mi país sacando a Oscar de 30 años de vivir en drogas, alcohol y ser un hombre sin palabra ni dignidad por su vida de pecado; o quizás tal vez Dios se les esta escondiendo, y si fuera así que podrían hacer al respecto... ya lo sé, deberían ser dioses para poder ser omnipresentes y omniscientes y estar en todo lugar y en todo momento y así poder decir con CORDURA: “no hay Dios”.
"Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados."
"Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres."

José Saramago
José de Sousa Saramago fue un escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués.
En 1998 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura.

Fecha de nacimiento: 16 de noviembre de 1922, Azinhaga

Fecha de la muerte: 18 de junio de 2010, Tías

Anónimo dijo...
21:58
 

Excelente. Deja mucho en que pensar

lo que dice este hombre en muy cierto, muchos asesinos y sicarios del mundo hacen pasar sus atrocidades, con un "lo hice por mi religión" y antes de matar se echan la bendición, yo no creo en dios en dios, porque si hubiera algo o alguien que fuera dios no hubieran niños y niñas muriéndose de hambre en este mudo, dejemos esa fantasía de que un ser divino nos cuida que si algún día un familiar nuestro esta enfermo no es dios el que lo cura es el doctor el que lo cura, bueno hay lo dejo