Irene

Irene

Mi hija de cuarenta se metió con un pendejo de veinte. Dejó a su marido que era un vago y se metió con otro vago. Un vago peor que el otro vago. ¿Dime tú Hugo que bueno va a sacar con ese pendejo? Nada. Y ahora la pobre está embarazada. ¿Y yo qué le puedo decir?. Nada. El otro día vino a golpearme la casa en la mañana, yo le pregunté qué quería y ella me dijo que nada. Así no se puede vivir. Yo nunca hice nada incorrecto, crié a mis hijos y le di la poca educación que tienen pero nunca le aconsejé nada que tuviera que ver con algo que no sea correcto. Nunca nada. ¿Y qué es lo que ha conseguido ahora, dime tú Hugo, qué ha conseguido ella ahora? Nada. Yo ya no le voy a prestar mas ayuda, nada. Ella verá que rumbo va a tomar y te aseguro que nunca llegará a nada. Se despide y me da las gracias por escucharla. Yo le digo que de nada.

5 comentarios:

Anónimo dijo...
12:43
 

Genial une verdadera oda a la nada. ¿no te dieron ganas de ponerle Nada?

Benavente´s dijo...
10:14
 

Soy biznieto de Jacinto Benavente y pertenezco a la asociación de comentaristas anónimos. Su blog, a resultado ser el foco más céntrico de la percepción poética de la web, adonde su talento y generosidad permitió la inclusión de "comentarios", que si no fuera por usted jamás habrían llegado a nuestros ojos.
Nosotros somos millones, leemos y no comentamos (el conteo de "visitas" no nos afecta). El presente texto es una excepción, de la que soy responsable como tesorero de la asociación, para comunicarle que en el transcurso de la semana, le haremos llegar a su almacén nuestro modesto aporte económico.
¡Gracias!

Para inmaculada decepción es un honor tener al bisnieto de Jacinto Benavente comentando en el blog. Conocí a su abuelo el año 1922, poco antes de ir a recibir El Nobel. Yo trabajaba en el Parque Rivadavia y allí llegó acompañado con el poeta Marcelo Rondinone. En cuanto al sistema de comentarios estoy trabajando junto a mis amigos de Google en un sistema (me encantan las redundancias), que consiste en que un comentaristas que se apronte para hacer un comentario se le servirá sin costo alguno un sanguche de chorizo y una Coca. Y optativamente una azafata o azafato mientras esperan que yo conteste el comentario.
Sin otro particular me despido del bisnieto de Don Jacinto Benavente que en paz descanse, y quedando a su gratísima disposición.




hugo

culos de granphderBenavente´s dijo...
16:33
 

Transcurrió el mediodía, hubo un asado con Enrique Buenaventura, se jugó al ping pong. Se liquidaron la cuentas hasta el día de hoy. Todo arranca a partir de ahora con su parsimonia. Omnia.
Con el garbanzo... ¿qué?
En un par de horas ando por la federación. Primero por el Rufián ya alas tres horas, sedejas.

Benavente

Anónimo dijo...
12:18
 

Dios mio, como estan chupando aguardiente por estos lados, aflojen chiquillos !!!!!!!!!!!!!!!