Una chica colombiana murió en Punta Arenas

Una chica colombiana murió en Punta Arenas

Una chica colombiana murió en Punta Arenas, Chile. No sé si era de Cali, Bogotá o Buga. Un tipo borracho la sacó de un lenocinio y enfiló con rumbo indeterminado. Se estrellaron, ella murió unos días después, él sobrevivió. Se juntó dinero para traer a la madre desde Colombia. Alguna gente se afligió por su triste destino, otra dio su opinión en los matutinos. Decían que basta de negras putas en la región. Hablaban de la moral y de las buenas costumbres. El alma de una puta no vale nada comparado con el alma de una mujer piadosa. Ahora se está recolectando dinero para repatriar sus restos. Una diputada y un senador fueron los primeros en colaborar. Una dio 1 kilo de mayonesa y el otro fideos, y salchichas. Una noble contribución. Entre estos dos patanes suman un salario de miles de euros. Seguramente volverán a presentarse en una nueva reelección. Yohany Reyes Mosquera, por favor te lo pido, descansa en paz.

23 comentarios:

y Los nombres de esos piadosos?

'Reyes mosquera' Son apellidos del sur occidente, es posible que sea de Cali.

La ayuda extranjera en público o La 'colombia desaparecida' en el exterior.

Una vida menos, dirian algunos dirigentes.

La ruleta vuelve a rodar. Siguiente!

Como dijo El Profeta, Gonzalo Arango: "Dios está en todas partes, menos en Punta Arenas".

Creo que si esta en todas partes, lo malo es que no puede hacer nada, quisas atentaría contra la moral de gente como la que mencionas.

Arango murió a principios de los setentas en una ruta colombiana. En un accidente similar al de Mosquera.
Ambos tenían esencias existenciales similares.
Ambos cumplieron con la realización más honesta del vivir.
Luego vienen los "vivos", los que no se accidentaron y memorizan (inventan) a los muertos para consumo personal.
Morir es como recibir un título oficial de que se ha vivido.
Caicedo cortó el chorro por mano propia.
Artl se recibió, purificado de inocencia.
Borges obtuvó su "Nobel" íntimo, luego de 86 años de desesperanza creativa.
Mosquera seguramente fue una poetisa superior a Arango, pues sus metáforas del durante las cosas, no buscaron reconocimiento.
El alcoholismo y la casualidad, resolvieron su silencio.

En todos los casos, el Olvido es lo más parecido a Dios.

Hoy en el Rivadavia, cayó en mis manos el # 2 de la revistilla literaria de los sesentas "mantrana 7000". Allí, en "Juego de máquina de la memoria", artículo organizado por Luisa Valenzuela y Hebe Solves, con colaboraciones de 23 participantes entre los que figuran jóvenes como Estela Canto y Ángela Gorodischer, la jugada XIX está dicha por Marcelo Fox:
"Máquina de la memoria abismal
o psicodélica
o del clarivindente involuntario
o del eje roto
Máquina de la Memoria Solar
Para encontrar y luego conocer la fiera que las alimenta, o para conocer las futuras floraciones; las muertes y las vidas que pudieron ser y no fueron, las que podrán ser y no serán, las cuales todas constituyen un espejo circular que nos puede contar la historia de nuestra sangre.
Máquina de la Memoria Lunar o de la Mutilación del Tiempo
Que sirve para mutilar todo lo que fue y será para que el que las usa pueda refugiarse tranquilo en su oquedad, etc..."

Gracias Yoel por ese Fox. No sé si conocí a alguien que conoció a Hebe Solves o conocí a Hebe Solves.


hugo

ERRATA: donde dice "clarivindente", es "clarividente".
El teclado donde escribo tiene casi todos sus signos borrados y soy todo lo contrario a un "dactilógrafo al tacto", además mis dedos son gruesos.

Hebe Solves fue muy amiga de Rubén Masera, el traductor y gran alcohólico y fumador, amigo del Chileno. Era poeta y escribía cuentos para niños.
A mi me vendió, muy baratos, sus libros.
Rubén me los regalaba, el Chileno tambiém.
Curiosamente, Luisa Valenzuela cuando me conoció esporádicamente como librero, también me regaló libros.

Creo recordar que Hebe Solves hacía un taller literario en donde íba una amiga del Parque. Masera y Valenzuela colaboraron en determinado momento en revista Crisis, más Valenzuela que Masera.

Fernando De Gregorio dijo...
12:22
 

POebre mujer... se quieren hacer los samaritanos con su violenta muerte.

¿Y quién no?
Detrás de un cuerpo sin vida pueden haber muchos beneficiados.

Si el muerto tiene suerte, los dolientes y demás arrimados expresarán palabras alentadoras y siempre 'positivas' en lo que fué de su vida. jamás debio nada, nunca se fue sin pagar del puteadero o cosas similares.

Si tiene mucha suerte, el difunto podrá ser como Borges, quienes algunos tuvieron el atrevimiento de decir que murió siendo Casto.

Borges 'descansa en paz, te lo pido por favor'.

Masera publicó en Crisis un cuento donde el obelisco eyaculaba. Fue su obra mayor en cuanto a publicación. El resto de sapiencia lo tradujo para Paidos a cambio de unos mangos. Fue un tipazo, un maestro de generosidad rajante.

Todo este rollo viene porque el perdido poema de Fox que encontramos, habla de la muerte "como son las cosas" (Valenzuela y Solves mediante) y después las concatenaciones que implican a Mosquera y llegan a De Gregorio, que como un personaje del maestro Calle, cree en todo.

Anónimo dijo...
20:38
 

mmm
...quien sabe si yo también podría ser Yohany, tal como podría ser Rosana...y otras más.

Pibe, me voy al Rivadavia cagando. A mediodía hay un desfile de ataúdes artesanales fabricados por cartoneros.

Alcalde nació en Punta Arenas

Así es Yoel, Alfonso Alcalde nació en Punta Arenas. Uno de los más grande entre los grandes.

Nacer en Punta Arenas, amerita morir en Punta Arenas. Para nacer y morir en el mismo lugar, es cuestión de contemplar.

Fernando De Gregorio dijo...
18:27
 

Ante historias tan sórdidas de la alta sociedad y los políticos, cada vez pienso mejor de Tolstoi. Hoy con Yoel descubrimos un libro que seguramente nadie leyó en los últimos setenta años, son fábulas,
tan geniales y tan paradójicas como las de Stevenson, pero mucho más duras.

¡Santa Decepción de los políticos escépticos ! El león ha despertado.
Véamos donde ruge la injusticia de los dirigentes.

No es chejov, no es dostoievski o gogol. Es grato saber que hay más letras por donde cortar.

Tolstoi... ¿Qué libro es?

La fábula que conmovió al loco, trata de dos hombres que se enfrentan en un puente angosto que solamente permite el paso de uno. Uno le dice al otro: "¡Déjame pasar, o, no tienes idea lo que haré contigo!" El otro retrocede y permite el paso del que amenazó. Una vez que éste cruza el puente, el que se amedrentó, pregunta:"¿Y qué hubieras hecho si yo no te hubiera dejado el paso?". "Hubieras pasado tú".

pobres las chicas, las que pagan el pato siempre, porque nada tienen que perder..

Anónimo dijo...
16:54
 

UNA PUTA MAS UNA PUTA MENOS QUE MAS DA PERO IGUAL ES UNA BASURA MENOS EN PUNTA ARENAS... DADO QUE EL 80% CORRESPONDEN A NEGRAS FEAS Y MALOLIENTES Y VIVIENTES.