Marga y los griegos

Marga y los griegos

de
para hugo

fecha 25 de mayo de 2010 06:45

asunto Me presento

enviado por natales.com

firmado por natales.com
Hola; me llamo Marga y quisiera si se puede escribir en inmaculada sobre algo que me pasó en un encuentro cultural este fin de semana. Perdona el atrevimiento que me tomo para escribirte. Saludos.
Marga.

de

para marga < >marga75natales@natales.com>

fecha 26 de mayo de 2010 14:32

asunto Hola Marga

enviado por gmail.com

firmado por gmail.com

Hola Marga; Me parece que nos hemos visto por ahí. No hay problemas. Puedes escribir en mi blog. Lo que te apetezca. Un abrazo. Hugo.


Soy Marga y tengo 35 años, soy de Acuario, evidentemente esta información no dice mucho de mí. Estoy encargada de un Centro Cultural en Puerto Natales y esto tampoco dice mucho de mí. Pero les quiero contar una historia. Estuve una maldita semana preparando un encuentro cultural, se trataba de jóvenes escritores de Punta Arenas que venían a dar una conferencia sobre ética y estética a mi ciudad. Ya les dije, toda una maldita semana preparando aquel encuentro. Moviéndome de un lado a otro. Consiguiendo una cosa y otra. Acelerando mi vida y rompiendo mi rutina. Hasta que llegó el Día, el Gran Día. Y todo resulto de maravillas, vino mucha gente y los expositores estuvieron bien. A la gente le encantó. Aprendimos que la ética no era un patrón cultural de los griegos que inherentemente resultaba de la misma manera para todos. Que estaba involucrada absolutamente la ética con la estética. Que la ética griega estaba preocupada por la relación de uno consigo mismo y con los demás, mucho más que por los problemas religiosos. Se habló del hypomnemata. Una práctica de sí que daba cuenta de la experiencia con el conocimiento y con los resultantes de la vida misma. Se tocaron aspectos de la dualidad entre el cuerpo y el alma y de la culpabilidad ante el cuerpo. Que muchas veces no es que nos desnudamos solamente nuestros cuerpos sino que al hacerlo, desnudamos nuestra alma y que en realidad, deberíamos desnudar nuestros cuerpos y también nuestra alma, todo al unísono. En realidad, no podría escribir o describir, todo lo que fue aquella conferencia.
Luego al terminar, la gente se retiró y nos quedamos un grupo pequeño de personas. Hasta que al final, me quedé sola con uno de los conferenciantes. Tomamos unos vinos y la conversación giró sobre tópicos de la sociedad griega. En determinado momento salí un momento del lugar y al volver, veo al conferencista de la ética y la estética con los pantalones abajo y con su polla erecta. Pegué un grito, no lo podía creer. Una cosa impensable. Le dije: Mira griego de la concha de tu madre hijo de las mil putas, te voy a dar una patada en los huevos, te vistes ya o llamo a los carabineros. En verdad llamé rápidamente a la policía mientras el griego escapaba. La doctora me recetó 5 gotitas de ravotril cuando sea necesario.

5 comentarios:

Mueran los griegos dijo...
02:02
 

Genial, genial, genial.... me cagué de la risa

Azorin dijo...
09:03
 

Triste. Pero ansí es este mundo. Si en vez de "estaba con la polla parada", hubiera escrito "estaba con el pollo parado"...

Entiendo al de la polla parada. A veces una no sabe si vivir de lo que habla o simplemente vivir lo que habla; o si hay cierta indirecta freudiana o implícita propuesta sexual en los que le discuten a una. Creo que tampoco plantié bien mi reflexión.

genial! habria sido mejor sien vez del iberisimo "polla" hubiese dicho simplemente "verga" o "pichula" o no sé, otra cosa estilo "la cosa"; pero igual me gusto este y el anterior de las primas.

Federico Siron dijo...
08:51
 

A mi me gusta mucho todo lo que venga.