Seres lejanos casi imaginarios

Seres lejanos casi imaginarios

Hay que estar bien. Siempre bien. Indispensable estar bien. Hedonismo puro y duro. No queremos problemas. Huimos de aquellos que lo tienen. Tenemos olfato. Sabemos cuando alguien no está bien. Le huimos. Vamos en búsqueda de la dicha constante. Cruzamos por la vereda de enfrente. Solo buenas noticias. Buenas intenciones. Todas las desgracias le acontecen a seres lejanos. Casi imaginarios. Todos los seres lejanos casi imaginarios, están más allá de nuestras fronteras. De nuestras narices. De nuestra felicidad. Estamos por la paz mundial. Porque se acabe la caza de la ballena azul, roja o amarilla. Por la protección del lince ibérico. Por la educación libre y gratuita. Por un mundo mejor para todos. Y vamos por ahí lanzando diatribas contra el gobierno de turno. Tomando GinTonic. Juntándonos con nuestros amigos que están bien. Armonía perfecta. Firmando solicitadas para abolir el hambre en Somalia. Y así. Luego no atendemos el teléfono si nos llama Julián. Que antes estaba bien y que ahora está mal. Que está mal y que vive a diez cuadras de nuestra casa. No atendemos porque está mal. Y la fatalidad se trasmite y se absorbe. Y eso no hace bien. Y no le hace bien a nuestra vida. A nuestro espíritu. A nuestro karma. Y lo único que queremos es estar bien. Siempre bien. Eternamente. Que Julián vuelva a estar bien y lo atenderemos. De seguro que seremos sus mejores amigos. Como la ballena azul, roja o amarilla.

3 comentarios:

Hedonismo puro y duro...ou la mort...

Porque ¿quién ha dicho que estamos para los Otros?
Peor si los Otros están peor que nosotros.
Peor si los Otros necesitan de Estos.
Jamás.
En una tira de Mafalda le dice Susanita a Miguelito: "Miguelito yo soy amiga tuya, no de tus problemas" y Miguelito responde con lágrimas: "Gracias". Después. "¿Gracias?"

Saludos y abrazos al sur, desde el sur.

Saludos Fémina y Maíz. Saludos.